Poco a poco me voy acostumbrando a ver al peque corriendo por la casa. Es curioso porque llevo cuatro años casado y aun me resulta extraño referirme a Ángela como mi mujer y a mí mismo como su marido, pero el enano llego hace año y medio y ya parece que siempre estuvo aquí.Lo primero que aprendí justo después de ser padre es que me faltaba formación para esto.

El cambio de pañal fuel el primer paso pero, una vez superado llego el problema de adivinar por qué llora el peque, vino la aventura de evitar que baje las escaleras rodando o que localice instantáneamente todos los objetos punzantes que hay en la cocina. El otro día tuve una revelación que me gustaría compartir con vosotros. Me di cuenta de que estoy más o menos en la edad a la que mis padres me tuvieron a mí y ahora que el peque esta aquí hay muchas situaciones que me recuerdan cuando yo era el enano.

Por primera vez puedo ver las cosas desde el punto de vista de un padre pero también recuerdo como las veía cuando era un renacuajo y puedo apreciar lo difícil que es ponerse de acuerdo. He llegado a la conclusión de que lo único que podemos hacer como padres es pensar en cómo hicieron las cosas nuestros padres e intentar aprender de ello.

Siempre habrá situaciones en las que no sabremos que hacer pero me gusta creer que repetiré los aciertos de mis padres y cometeré mis propios errores.

Daniel

Author Daniel

More posts by Daniel

Join the discussion One Comment

Leave a Reply to pilar Cancel Reply