De comprasGuía PrácticaUncategorised

Bolsos “Mary Poppins”

By 16th Marzo 2013 No Comments

uperfragi… Seguro que todos tenéis ahora mismo esa canción en la cabeza, por qué, quién no se ha sentido alguna vez como Mary Poppins. Mi post de hoy se centra en los bolsos, compañeros de fatigas de muchas de nosotras y nuestro peor aliado en el cuidado de nuestra espalda.

bolsoQuién no recuerda a Peter sacando una lámpara del bolso de la Señora Poppins, pues bien a lo mejor no hemos llegado a tanto pero es cierto que hay bolsos en los que bien podría meterse una lámpara o ya puestos un coche.

Estoy hablando de los tan de moda ahora que se acerca el buen tiempo, bolsos de playa.

Como su nombre indica, de playa, estos bolsos (los llamaré así eufemísticamente porque más bien son un “mete todo lo que quieras que nunca se llena”) cumplían bien su función en las reuniones familiares, pero no, chicas, no son un bolso “ideal” para llevar todos los días.

Un buen bolso debe cumplir tres funciones básicas, debe ser cómodo, debe ser práctico y por qué no debe ser “ideal”.

En término de comodidad, vamos a asemejarlo a salud puesto que un bolso debe ante todo poder llevarse colgado de la espalda y con el asa cruzada en un hombro a la cadera contraria, para no cargar excesivo peso en el hombro (articulación que tiene muchas tareas pero no la de cargar peso).

El largo del asa también influye, pues lo sano es que el bolso propiamente dicho quede como mucho a la altura de la cadera, para no dificultarnos el caminar y, por último, su tamaño.

No nos colguemos del bolso, sino colguémonos el bolso, con esto quiero decir que no siempre lo más grande es lo mejor, un bolso grande nos incita a llenarlo de cosas y, en definitiva a llevar más peso del recomendable. 

Así que chicas os ánimo a elegir un bolso estiloso y sano, os aseguro que hay muchos por ahí. 

Angela

Author Angela

More posts by Angela

Leave a Reply