Educación

Cómo convertirse en una nanny

By 6th Agosto 2014 No Comments

Antes de embarcaros en este viaje tenéis que considerar si esta es la opción adecuada para vosotras. Si habéis cuidado a hermanos pequeños, los niños de vuestros vecinos o si simplemente os encanta trabajar con niños este puede ser el camino adecuado.

A la nanny se la define como alguien que trabaja con los niños y se ocupa de ellos en su propia casa (la de los niños). Puede ser a tiempo parcial o a jornada completa y es importante decidir el número de horas que estáis dispuestas a trabajar por semana. Las nannys tienén vacaciones, bajas por enfermedad, pago de horas extras, etc. Debéis tener en cuenta que la función principal de la nanny es cubrir la ausencia de los padres cuando tienen que ir a trabajar por lo que la buena conducta y un carácter positivo son fundamentales. También son claves la seguridad y el énfasis en la educación infantil.

Durante la jornada de trabajo tendréis poca o ninguna interacción con adultos por lo que os tiene que encantar ineractuar con niños para poder hacer el trabajo. Algunas nannys se especializan en recién nacidos o familias con varios niños (gemelos, trillizos o más).

Para embarcaros en este viaje tenéis que cumplir algunos requisitos básicos: tener al menos 18 años de edad, haber completado la escuela, buena salud, capacidad legal para buscar empleo en el país en el que váis a trabajar y un gran deseo de contribuir a la educación del niño.

Además de las normas básicas tenéis que tener en cuenta las funciones que váis a desempeñar. Esto incluye mantener la disciplina de los niños, llevarlos a la escuela y actividades culturales, cocinar, lavar la ropa de los niños e incluso viajar con la familia.

Algunas veces las cosas no son fáciles. Tenéis que considerar que este trabajo puede significar trabajar para una familia con un bagage cultural distinto del vuestro, diferentes costumbres, etc. Por esto es muy imporante aclarar ciertas cosas antes de empezar a trabajar y no tratar de resolver las situaciones según se van presentando. Si no lo hacéis así os podrías acabar dando cuenta de que vuestra visión de la educación de los niños no está en línea con lo que quiere la familia, lo que os haría muy difícil seguir haciendo vuestro trabajo.

Sed claras desde el principio con el número de horas trabajadas, cómo se pagan las horas extras y cuántos días de vacaciones pagadas tendréis. Algunas familias querrán que viajéis con ellos y debéis ser claras sobre si estáis dispuestas a hacerlo o no desde el principio. Además si no tenéis coche propio deberías hablar con la familia sobre cómo volver a casa si termináis tarde de trabajar.

Alguas familias querrán que les ayudéis en casa además de lo directamente relacionado con los niños. Este es un punto que conviene aclarar y debéis explicar si supone un problema. Si aceptáis esta responsabilidad siempre debéis ponerlo por debajo del cuidado de los niños. La responsabilidad principal de la nanny son los niños a los que cuida y todo lo demás es secundario.

Como ya he mencionado, algunas familias pueden provenir de un contexto cultural diferente al vuestro por lo que deberíais preguntar si hay actividades que no se pueden hacer en casa, comidas no permitidas, etc.

Esta es una profesión dura pero para las personas a las que les gustan los niños es también muy gratificante desde muchos puntos de vista.

Katy

Author Katy

More posts by Katy

Leave a Reply