Literalmente, el examinador me  lo tuvo que quitar de  las manos. ¡Quédate la última! Fue  uno  de los  consejos que seguí  “al pie de la letra” en  mi último  examen  hace tan solo dos años. Todavía recuerdo  del colegio esos días; los nervios,  el sueño,  el desayuno  atragantado, las prisas de buena mañana…  y en la puerta  del ascensor  a  mi madre  despidiéndome con un beso  rápido  y un “¡Quédate la última!”.

El mejor consejo  que os puedo dar para que vuestros hijos  aprendan  y hagan  buenos  exámenes  es que empiecen  a  prepararlos  desde el primer  día del curso,  atendiendo  y  trabajando  en clase  junto al   estudio y trabajo  diario en casa.

Los padres tenemos que dirigir parte de nuestros esfuerzos a conseguir   este doble objetivo, para que poco a poco y desde abajo, vayan  adquiriendo hábitos de trabajo, esfuerzo  y estudio correctos y eficaces.

Está  en nuestras manos y   podemos ayudarles  mucho de varias formas: insistiendo  y  trabajando desde casa  sobre la necesidad de que tengan ciertas  actitudes y comportamientos  positivos  en el aula porque así mejorará  su aprendizaje y rendimiento, y procurando que en casa  tengan unas  condiciones, hábitos y técnicas de estudio  adecuadas.

Pero con los calores llegan los controles y exámenes que nos agobian a padres  y a hijos.

¿Cómo hacer un buen examen?

                                                 ANTES  DEL   EXAMEN

  1. Evitar estudiar/repasar seguidas dos asignaturas parecidas. No estudiar inglés y a continuación francés, o matemáticas y después física y química. Se puede producir interferencias entre los contenidos y  costará más “recuperarlos” de la memoria.
  2. No  estudiar durante mucho tiempo la misma asignatura. Si hay un “atasco”, cambiar a otra.
  3. Repasar la media hora de antes de dormir. Favorece el recuerdo.
  4. Estudiar y repasar las asignaturas haciendo muchos ejercicios prácticos.   En las asignaturas de ciencias, a la vez que los hagas, ve diciendo el proceso, los pasos a realizar para  hacer dichos ejercicios.
  5. No premiar el aburrimiento o falta de concentración con un descanso.  Durante una sesión de trabajo/estudio es muy importante hacer descansos, pero en el momento adecuado y no porque estén aburridos o cansados.
  6. Los alumnos más mayores. 12, 13 años en adelante, no deberían hacer  un descanso hasta  haber estudiado/trabajado, como mínimo, una hora. Y este primer  descanso tiene que ser corto, no  más  de cinco minutos para no  perder la concentración alcanzada. El segundo  descanso,  se haría tras un tiempo  de estudio entre  ochenta  o noventa minutos  y  no  debe durar más de diez minutos.
  7. Introducir variación en la sesión de trabajo/estudio. Programar  el  estudio  incluyendo varias asignaturas, cambiar de actividad dentro de la misma asignatura; repasar teoría y hacer la práctica de esa teoría
  8. Que los padres u otros adultos estén por casa,  y si no es posible hacer un seguimiento por teléfono. Procurar estar para dar nuestro apoyo, acompañamiento y ayuda si fuera necesario.

                                                DURANTE EL   EXAMEN

  1. Leer  todo  el   examen  antes de empezar a hacerlo. Si el examen es corto, leerlo entero, ayuda a concentrarse y a aclarar qué y  en qué pregunta  hay que contestar cada cosa. Evitarás contestar en una lo que te están preguntando en otra.
  2. Empezar a contestar las preguntas que mejor te sabes.
  3. Atender bien a las instrucciones dadas por el profesor y preguntar las dudas.
  4. Distribuir el tiempo para responder a  cada pregunta.
  5. Antes de empezar a contestar cada pregunta, leerla un par de veces. Ayuda a centrar la contestación y a evitar añadir información que no sirva para responder a la pregunta.
  6. Hacer un pequeño guión para las respuestas largas. Si la respuesta es de desarrollo, procurar hacer antes de contestar, un pequeño guión con las ideas y el orden en que las tengo que escribir.
  7. Cuidar la presentación y el orden. Letra clara y legible, cuidar la ortografía, evitar tachones…
  8. Y… ¡Quédate el último! No tengas prisa por entregarlo. Repasa y revisa,  todavía estarás a tiempo de corregir los fallos detectados.

¡Mucha suerte y hasta la semana que viene!

 

Isabel

Author Isabel

Me llamo Isabel y me dedico al mundo de la educación, deciros que llevo más de treinta años de experiencia disfrutando y trabajando con niños y adolescentes. En la actualidad sigo en ello, la mayor parte de mi jornada en un colegio, y ya soy capaz de ver a cada uno de esos niños como un gran y único proyecto a desarrollar. Dediqué unos cuantos añitos a formarme con el siguiente resultado; maestra, pedagoga y logopeda. Pero el currículum que más orgullo, alegría y satisfacción me da es mi familia, nuestro rodaje, crecimiento y todos los logros alcanzados, sobre todo en el terreno personal y afectivo. Hace un par de años, en verano, hicimos un viaje familiar a Londres, nos gustó mucho y lo pateamos todo. Dicho pateo incluyó algunos lugares donde se rodaron escenas de varias películas, entre ellas Mari Popins, una de mis preferidas por que termina con un giro familiar de 360º de cariño y afecto. Me gustaría que había una vez… os ayude a conseguir en vuestra familia esa coletilla que tanto oímos de pequeños y que seguro que muchos de vosotros, noche tras noche, ya la decís o diréis acompañada de un cálido beso a los más pequeños de la casa ... y fueron felices y comieron perdices.

More posts by Isabel

Leave a Reply