Covent Garden, es uno de los distritos con más encanto de todo Londres en el que artesanos y artistas procuran un ambiente popular a los clientes y turistas que acuden a sus tiendas y mercados, o disfrutan de un café en una de las agradables terrazas. Está ubicado en la parte oriental de la ciudad de Westminster, limitado al norte por High Holborn, al este por Kingsway, al sur por Strand St. y al oeste por Charing Cross Road. En definitiva, muy cercano al Soho, St James´s, Bloomsbury y Holborn.

covent garden
coventgarden3
coventgarden5

A pesar de su actual estructura de gran centro comercial, nace en 1500 y se desarrolla como un gran mercado de flores, frutas y verduras, hasta que, en 1974, se traslada al New Covent Garden Market en Nine Elms.

Su origen como zona de gran influencia comercial hay que situarlo en el primer siglo I de nuestra era, cuando Londres era conocido como Londinium por los romanos y el actual área alrededor de Covent Garden y el Strand conformaba un concurrido puerto comercial sajón llamado Lundenwic. Su mayor desarrollo lo alcanza en el siglo VII aunque, cae en desuso en el siglo IX con la invasión de las tribus vikingas.

El nombre de Covent Garden tiene sus orígenes en el siglo XIII, durante el reinado del rey Juan cuando, para abastecer la cocina de la Abadía de San Pedro en Westminster, se siembra un gran huerto capaz; téngase en cuenta que por entonces, la abadía abarcaba el espacio comprendido por entre el carril de San Martín el oeste, Drury Lane por el este, Floral Street al norte y Maiden Lane al sur. Su nombre, en realidad, obedece a una vulgarización de “Convent Garden”, iniciada allá por el año 1500 por los verduleros de la zona, cuando se referían al gran huerto de los monjes.

Cuando el ínclito Enrique VIII comienza a su particular cruzada contra los monasterios católicos en 1536, se apodera de los terrenos de la abadía que, posteriormente regala a John Russell, primer Conde de Bedford como premio a su lealtad. Bedford House y su jardín ocupaban el lado sur del sitio, dedicando el resto a pastos. La propiedad, no obstante, se mantendría en la familia Bedford hasta 1918.

En 1627, Francis Russell, cuarto conde de Bedford, en un intento por dotar a la finca de mayor valor comercial, aborda una gran reestructuración, para lo que encarga al insigne arquitecto Iñigo Jones un proyecto para convertir la zona de cultivo en una plaza pública.

El Proyecto, sin precedente alguno en la ciudad, fue presentado en 1631, destacando, especialmente su Piazza italiana, su marcada inspiración en la plaza del mercado de Liorna y en la Place des Voges de París. Su vanguardista planteamiento urbanístico se considera el nacimiento del nacimiento del urbanismo moderno de Londres, permaneciendo en nuestros días algunos nombres de las calles originales, como: King Street, Charles Street o Henrietta Street, nominadas en honor de Carlos I y su esposa Enriqueta María. Catherine Street, consorte de Carlos II. Igualmente, los nombres de la familia Russell de los Condes de Bedford también nominaron sus calles, permaneciendo aún Bedford Street, Russell Street, Southampton Street y Tavistock Street.

Finalizada la obra, en 1660 inicia su andadura comercial con la implantación de un gran mercado de flores, frutas y verduras al aire libre que llega a alcanzar gran popularidad aunque, no sería hasta principios del siglo XIX, cuando el mercado se cubre con tres pabellones cubiertos, lo que cambio a la estructura de la plaza.

Destacaba el pórtico toscano de la Iglesia de St. Paul en el lado oeste de la plaza, iglesia cuyo interior quedó destruido por un incendio en 1795, siendo restaurada poco después a expensas de los feligreses de Thomas Hardwick.

El área central era de grava y estaba limitada por una pequeña valla de madera. Los lados norte y este se conocían como la Gran Plaza y la Pequeña Plaza. La plaza estaba limitada al norte y al este, por las casas porticadas con arcadas que Iñigo Jones dispuso para formar un gran soportal a nivel del suelo.

La mansión de los Bedford se demolió en 1700 y los nuevos edificios construidos sobre el terreno de los jardines a lo largo del límite sur de la plaza, quedaron ocupados rápidamente por la sociedad cortesana, aunque ninguno ha sobrevivido. Posteriormente, en 1878, sobre los restos de la antigua fachada de la casa familiar, se reconstruyeron las Bedford Chambers.

Los puestos de los fruteros y verduleros pronto formarían parte decorativa de la plaza hasta el punto que el conde de Bedford, persuadido por el potencial de un mercado situado entre la City y Westminster, solicitó y obtuvo en 1670, por Cédula de Carlos II, el derecho a explotar allí un mercado. El nuevo auge propició la celebración de espectáculos itinerantes en la plaza.

Llegado el siglo XVIII, la aristocracia se fue trasladando a los nuevos barrios del Soho y Mayfair y sus casas fueron ocupadas por escritores, artistas y periodistas que habitualmente se reunían en los bares y cafés de la zona lo que convirtió Covent Garden en uno de los lugares más bohemios de Londres. De hecho, la iglesia de St. Paul, dado el elevado número de artistas en esa época, llegó a conocerse como la iglesia de los actores y muchas de las calles de la zona tienen nombre de ellos, entre otras, Betterton, Macklin, Garrick, Kemble y Kean.
En 1733, John Rich, financiado con suscripciones públicas construye e inaugura el Covent Garden Theatre, en Bow Street, actualmente conocido la Royal Opera House, en la que, sin duda, su mayor éxito sería la presentación del Mesías de Handel en 1786. Destruido el edificio por incendio en 1808, fue reconstruido por Sir Thomas Smirke, con tan mala fortuna que, de nuevo, en 1856, volvió a quemarse, siendo sustituido por la EM Barry Italian Opera House.

Junto con la Opera House, el primer Teatro Real de Drury Lane eran los únicos espacios culturales con carta de patente real para poder escenificar teatro hablado, concesión que atraía a multitud de asistentes. Mientras que de día Covent Garden era un mercado en alza, al caer el sol se convertía en una zona licenciosa y de disoluta vida nocturna, hasta el punto que, Sir John Fielding, magistrado del Juzgado de Guardia de Bow Street, la llamó “la gran plaza de Venus”, donde la cafetería Tom and Moll King’s Coffee House se convirtió en uno de los burdeles más famosos.

Había prostitutas de todas clases y con diferentes nombres: de clase baja ” flash mollishers”, alcahuetas de teatro y con vivienda o “bawds”, y decenas de “Covent Garden Nuns” (denominación de las prostitutas comunes). Elizabeth Dennison, fue una de las alcahuetas más famosas, dada su habilidad para transformar en prostitutas cortesanas con gran glamur a niñas de la calle entre 1730 y 1760. Su fama fue incluso llevada a la escena por George Bernard Shaw que crea el personaje de Eliza Doolittle, que da vida a una niña florista nacida en las calles de Covent Garden que llegará a ser toda una dama. Incluso se llegó a publicar la “List of Covent Garden Ladies” durante más de un década, en la que detallaba la apariencia, habilidades sexuales, y los precios de las ochenta prostitutas más famosas de la zona.

coventgarden6En 1835, el Sexto Duque de Bedford obtuvo para Covent Garden su nueva patente real como mercado, ampliando su zona comercial a las zonas de Richmond, Dundas y King Street, consolidando su implantación en 1845, al aumentar su superficie con las tierras que donaron los dueños de las zonas cercanas.Los antiguos establos se eliminaron y en su lugar se levantó la estructura neoclásica de Charles Fowler sirviendo como almacén para mayoristas.

En 1872 el edificio fue techado por el noveno duque, para mejorar y ampliar el espacio disponible para el comercio. Durante este período la disposición original del plan de Iñigo Jones ‘ se desvirtuó totalmente y se alejó por completo de su proyecto de desarrollo urbanístico.

Fernando

Author Fernando

Hola, soy Fernando, Piloto de Iberia y Licenciado en Derecho. Después de muchos años viajando por el mundo he comprendido bien que para poder adaptarse a la cultura, vida e idiosincrasia de un lugar, la mejor manera de lograrlo es empezar por conocer, aun someramente, su historia, sus costumbres, tradiciones, fiestas, comidas, usos,…, en definitiva, su modo de vida. Según su administradora, Mamá London está dedicada a todos los españoles y/o hispanoparlantes que residen en Londres; trata de ofrecer una visión práctica y divertida de conocer, entender y convivir en una ciudad que por moderna, trae sus costumbres, raíces y tradiciones de su historia milenaria. Por otro lado, la posibilidad de añadir un poco de cultura a los conocimientos que, día a día, vayas adquiriendo de tus propias experiencias, te permitirá conocer mejor a sus gentes y, así, integrarte mejor, lo que hará tu vida más fácil y enriquecedora. Con ese fin, hemos pensado que dedicar una parte de Mamá London a contarte algunas curiosidades, etimologías y toponimias, puede ayudarte a conocer su historia de una manera sencilla y entretenida. Esperamos que así lo entiendas y que, con tus aportaciones, también nos ayudes a mejorar esta nueva sección.

More posts by Fernando

Leave a Reply