Papá London

De vuelta a la rutina

By 19th Enero 2015 No Comments

¡Hola hola, ya estamos de vuelta! Después de las navidades y la cuesta de enero, con un par de kilillos más (por lo menos) y con un nuevo bebé en la familia, me dispongo a retomar mi carrera meteórica en mamalondon 🙂

Mi principal descubrimiento estas navidades ha sido que me olvido de las cosas desagradables con bastante facilidad. Por ejemplo, no recordaba las noches sin dormir con el primer bebé ni la cantidad (ingente) de pañales que gasta un recién nacido cada semana. Tras redescubrir estos pequeños detalles las cosas son exactamente igual de complicadas como con el primero, salvo que ahora hay un caballerete de un metro de altura pintando al perro con rotulador y metiendo las manitas en los enchufes. Dicho esto, creo que las personas tenemos algo estropeado que nos hace estar de buen humor en las situaciones más incómodas. Ejemplo, el alborotador de dos años decide meterle el chupete hasta la campanilla a la nueva bebé, que está apoyada en un cojín, y la bebé, en un intento bastante triste de escapar se vence hacia un lado mientras su hermanito se sube encima. El papá, aquí presente, ve como se suceden los eventos sin poder hacer nada para evitarlo y, ojo a la reacción, cuando todo termina piensa “que ricos”, vuelve a incorporar a la pequeñaja y continúa como si nada. En mi defensa diré que las dos horas de sueño de la noche previa no hicieron si no mermar mis ya reducidas capacidades mentales.

En fin, supongo que el propósito principal de este artículo es compartir mi impotencia con vosotros y también el hecho de que estoy encantado con la situación (lo dicho, algo tendré estropeado ahí arriba). Hemos hecho un altito en el camino pero ya estamos de vuelta con más ganas que nunca y estamos seguros de que 2015 será un año aún mejor que los anteriores. Un abrazo a todos, y sobre todo, ¡Ánimo compañeros, no dejéis que los nenes os dobleguen!