En esta sección, podrás encontrar cuentos e historias que se leen en menos de dos minutos, pero que te harán pensar todo el tiempo que quieras. Me gustaría abrir un pequeño espacio para la reflexión. Creo que pararnos a pensar, con cierta regularidad,  sobre nuestras actuaciones, posturas y estilos educativos; es un ejercicio muy interesante  y recomendable para  conseguir el objetivo de  nuestra mejora continua como padres.

Una de mis preferidos es el siguiente cuento, muy, muy breve,  pero que casi no necesita explicación ninguna porque lo dice todo.

EL DOBERMAN

Un hombre decidió suministrar dosis masivas de hígado de bacalao a su perro doberman,  porque la habían dicho que era muy bueno para  los perros. De modo que cada día  sujetaba entre las rodillas la cabeza del animal, que se resistía con todas sus fuerzas, le obligaba a  abrir la boca y le vertía el aceite por el gañote.

Pero un día,  el perro logró soltarse y el aceite cayó al suelo.

Entonces para asombro de su dueño, el perro volvió dócilmente a él en clara actitud de querer lamer la cuchara. Fue entonces cuando el hombre descubrió que lo que el perro rechazaba no era el aceite, sino el modo de administrárselo

  “CUIDEMOS   LA   FORMA  Y LAS  FORMAS EN LA EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS”

Isabel

Author Isabel

Me llamo Isabel y me dedico al mundo de la educación, deciros que llevo más de treinta años de experiencia disfrutando y trabajando con niños y adolescentes. En la actualidad sigo en ello, la mayor parte de mi jornada en un colegio, y ya soy capaz de ver a cada uno de esos niños como un gran y único proyecto a desarrollar. Dediqué unos cuantos añitos a formarme con el siguiente resultado; maestra, pedagoga y logopeda. Pero el currículum que más orgullo, alegría y satisfacción me da es mi familia, nuestro rodaje, crecimiento y todos los logros alcanzados, sobre todo en el terreno personal y afectivo. Hace un par de años, en verano, hicimos un viaje familiar a Londres, nos gustó mucho y lo pateamos todo. Dicho pateo incluyó algunos lugares donde se rodaron escenas de varias películas, entre ellas Mari Popins, una de mis preferidas por que termina con un giro familiar de 360º de cariño y afecto. Me gustaría que había una vez… os ayude a conseguir en vuestra familia esa coletilla que tanto oímos de pequeños y que seguro que muchos de vosotros, noche tras noche, ya la decís o diréis acompañada de un cálido beso a los más pequeños de la casa ... y fueron felices y comieron perdices.

More posts by Isabel

Leave a Reply