Está en todos los periódicos y telediarios del país que el número de casos confirmados de sarampión (“measles”) en Inglaterra ha alcanzado su nivel más alto en los últimos 18 años.  Por este motivo ha comenzado una campaña de emergencia para vacunar a quienes no lo están aún o que no han cumplido el ciclo de vacunación que es necesario, es decir, que no han recibido la vacunación “de recuerdo”.

 

El sarampión es producido por un virus altamente contagioso que se contrae a través de las vías aéreas cuando una persona infectada tose o estornuda. Los síntomas incluyen rojez en los ojos, con sensibilidad a la luz, un sarpullido de color grisáceo en la boca y en la garganta, y síntomas de resfriado. Al cabo de un par de días aparece una erupción rosácea o marrón detrás de las orejas, y que se extiende por el torso hasta las piernas. Normalmente afecta a niños de entre uno a cuatro años, aunque ha habido casos en personas adultas.

 

No existe ningún tratamiento para el sarampión; en la mayoría de los casos el sistema inmunitario es capaz de combatir la infección en un par de semanas. Sin embargo, hay varias cosas que podemos hacer para aliviar los síntomas: permanecer en una habitación oscura y aplicar un compresa húmeda en los ojos para reducir la sensibilidad ocular, beber mucha agua para evitar la deshidratación y tomar un anti-pirético, como paracetamol o ibuprofeno, para reducir la fiebre.

La vacuna contra el sarampión, “MMR vaccine”, está disponible en tu médico de cabecera, pero ¿sabes cuándo tienes que llevar a tu hijo al médico para la vacunación?

En la página web de NHS hay una herramienta muy útil que te ayuda a planificar las vacunas de tus hijos, e incluso te permite imprimir un calendario personalizado para que tus hijos reciban la vacunación en el momento adecuado. Aquí os dejo el link para que le echéis un vistazo http://www.nhs.uk/Tools/Pages/NHSvaccinationplanner.aspx#close

¡Que paséis una buena semana!

Clara