¿Sabías que...?

Hablemos de los buzones de Londres (Segunda Parte)

By 15th Diciembre 2013 No Comments

Como decíamos antes, siguiendo las recomendaciones de Trollope, los primeros buzones se pintaron en color verde oliva, a fin de mimetizarlos con el paisaje. Antes de 1859 no había color estándar, tan solo se mantenían las letras del código real en dorado. En 1859, el color verde bronce se convirtió en estándar hasta su cambio en 1874. Inicialmente se pensó que el color verde sería discreto. Tan discreto que, se comprobó –tras las quejas vecinales- que la gente no los localizaba por camuflarse con la vegetación densa inglesa.

Atendiendo las quejas, el Royal Post comenzó a estudiar colores alternativos. En un principio se pintaron de color marrón chocolate, utilizando un barniz que resultó muy caro, que tampoco gustó, por lo que, finalmente, se adoptó como alternativa el color rojo brillante. El nuevo color se introdujo en 1874 pero tardaría 10 años en completarse su nueva decoración en todo el país.

Desde 1879, este modelo de buzón pintado en rojo brillante, sigue siendo uno de los símbolos más conocidos de Gran Bretaña. Aunque con algunas modificaciones de decoración, este modelo sigue siendo el más funcional. Se fabricó, en dos tamaños, conocidos como el tipo A (más alto y ancho) y tipo B (más pequeño y estrecho).

Aunque los buzones cilíndricos siguen siendo los más numerosos, ya en 1857 se introdujeron los buzones cuadrados montados en la pared, más baratos y adecuados por su menor tamaño para las ciudades pequeñas y las zonas más rurales. Inicialmente se trataba de pequeños buzones rectangulares montados en la pared o en los pilares de ladrillo especialmente diseñados. Una vez probada su funcionalidad, se produjeron numerosos modelos, en tres tamaños. Se diseñó una versión modificada para colocarlas sobre la fachada de las oficinas de correo tal que se pudiera recoger el correo desde el interior de la oficina.

Con motivo de las bodas de oro de la reina Victoria, se encargaron nuevos modelos en 1887. Era la primera vez que había un buzón de farola en uso en las plazas de Londres, aunque pronto se instalaron en zonas rurales. En las grandes ciudades, se introdujo un buzón de columna con forma ovalada de doble apertura (designada Tipo C), en parte para aumentar la capacidad y desde luego en Londres, para permitir el correo para ser pre-ordenadas según la región, normalmente con aberturas marcadas por separado para “London” y “Country”. Todos los buzones de columna, como los de farola, iban rotulados con Victoria Regina, mientras que los buzones de pared sólo llevaban el logotipo VR. El nuevo diseño se mantuvo casi sin cambios hasta 1905, cuando el diseño básico fue refinado.El reinado de la reina Isabel ha sido testigo de la mayor variedad de buzones desde los primeros experimentos de la era de la reina Victoria.

Los buzones de la época de Edward VII, en vez de tener la boca del buzón en el casco la llevaban incorporada con la puerta, con lo que se pretendía evitar que las cartas se quedaran enganchadas en la parte superior del buzón.  Llevaban la ranura de las cartas en la puerta en vez de tenerla en el cuerpo del buzón. Este diseño básico sigue siendo hoy el mismo, después de haber dado buen resultado durante los reinados de Jorge V, Eduardo VIII, Jorge VI e Isabel II.

Entre 1885 y 1965 se fabricaron, para su uso en las oficinas postales, unos buzones de chapa y madera, revestidos con esmalte. Se conocían como tipo Ludlow, nombre de su fabricante en Birmingham, James Ludlow. Sin embargo, su propensión a la putrefacción con la humedad, forzó su retirada.

El Servicio de correo aéreo comercial se inició en el Reino Unido en 1919. A principios de 1930 Imperial Airways presta servicios regulares por vía aérea a Europa y las colonias británicas y dominios. Para facilitar el cobro de correo aéreo y su posterior transmisión rápida, se introdujeron una flota de vehículos especiales y buzones especiales. Para distinguirlos de los buzones regulares, se pintaron de color azul de aviación, con una cartel que indicaba “Air Mail”. El servicio funcionó con éxito hasta el estallido de la guerra en 1939, cuando fue suspendido. Aunque el correo aéreo re-inició después de la guerra, los buzones y los vehículos ya no eran distintos de color y podía echarse en cualquier buzón.

En 1932, se procedió a experimentar con un nuevo modelo que llevaba incorporada una máquina expendedora de sellos. Para ello se dio forma ovalada al buzón, que tenía, a un lado la máquina de sellos y al otro la ranura. Los buzones tenían dos puertas, una para el despacho de correo y otra para cargar las máquinas de sellos. Las máquinas expendían dos sellos de medio penique por valor de un centavo antiguo, los sellos se suministran en un rollo bobinado continuo conocido como bobina. Nuevamente se fabricaron dos modelos denominados, Tipo D y Tipo E, y llevaban de serie unas letras en relieve de fundición indicando la posición de la máquina expendedora de sello, así como una gran variedad de pequeñas placas de esmalte de advertencia a los usuarios sobre peligro de usar monedas dobladas y la necesidad de esperar a sellos fueran expedidos antes de introducir más dinero. Varios de cada modelo han sobrevivido en uso en Inglaterra y en la Isla de Man.

En 1968 se introdujeron las cajas cuadradas de chapa de acero cuadrado a prueba, pero su pésimo resultado obligó a retornar a los de hierro fundido. Así, en 1974 la Post Office experimentó con un diseño similar rectangular conocido como Tipo G, fabricado con hierro fundido tradicional por la fundición de Carron Company en Stirling, Escocia, de los que aún podemos ver alguno en uso.

La Oficina de Correos encargó un nuevo diseño de buzón de columna en 1980 en un concurso en el que participaron tres diseñadores. El concurso, que se convocó para que fuera de estilo muy vanguardista, fue ganado por Tony Gibbs y se designó Tipo K por el Post Office. Estaba fabricado en hierro fundido en una sola pieza, con un anillo de elevación reemplazable atornillado en la cúpula, placa de horarios grande y fácil de leer, contaba con una novedad conocida como “Belfast Flap” para restringir su uso solo para cartas. Su diseño les permitía una fácil instalación, al poder ser izados a su posición con una grúa. Sin embargo, la fragilidad de la bisagra de la puerta, muy fácil de romper, obligó a su sustitución, dejando de fabricarse en el año 2000.

En 1995 se modificaron los buzones cuadrados con la introducción de los buzones comerciales dedicados a las grandes empresas con correo masivo. Más recientemente se han diseñado buzones de plástico con interior de vidrio para su instalación en los centros comerciales y supermercados.

Con motivo de los Juegos Olímpicos de Verano de 2012, la Royal Mail, el Isle of Man Post y el Guernsey Post instalaron, en cada ciudad origen de cada medallista de oro británico, un buzón de columna pintado de oro. También, a modo de muestra, se instaló un en la Abadía de Westminster.

Según el Grupo de Estudio Letter Box, hay más de 150 diseños entre buzones de columna y de pared, aunque no de todos quedan muestras. El Royal Mail, por su parte, estima que hay más de 100.000 buzones en el Reino Unido.

A finales de la década de 1980 se erigió en la orilla sur del Tower Bridge de Londres la primera réplica del modelo Penfold, con una placa conmemorativa. Posteriormente, se fabricado e instalado otras 100 réplicas.

Todos los buzones de columna actualmente en uso en el Reino Unido son ovales tradicionales de tipo A o Tipo C de la fundición Machan Engineering de Denny, de Falkirk, Escocia. Sin embargo, los que se utilizan en los supermercados o lugares interiores, son de chapa de acero y están fabricados Broadwater Mouldings Ltd de Eye, Suffolk.

Hasta la década de 1980 tanto servicio telefónico como el postal dependían de la General Post Office, pero a partir de 1980 se separaron, por eso, los buzones anteriores a 1.980 llevan impreso Post Office, mientras que los posteriores llevan Royal Mail, como se ve en los buzones modernas.

En cada buzón de correos en el Reino Unido, se puede ver impreso el Royal Cipher (logotipo real) del monarca reinante en el momento de la instalación. Este logotipo se forma con la primera letra del nombre cristiano del rey o la reina, junto con la letra R, que significa Regina (reina) o Rex (King). A veces, incluye también el número de orden del monarca, para distinguirlo de otros con el mismo nombre.

Para saber más

http://www.postalheritage.org.uk/page/letterboxes

http://www.wicks.org/pulp/part1.html

http://www.glencall.co.uk/1gi/history-of-the-post-box.html

Fernando

Author Fernando

Hola, soy Fernando, Piloto de Iberia y Licenciado en Derecho. Después de muchos años viajando por el mundo he comprendido bien que para poder adaptarse a la cultura, vida e idiosincrasia de un lugar, la mejor manera de lograrlo es empezar por conocer, aun someramente, su historia, sus costumbres, tradiciones, fiestas, comidas, usos,…, en definitiva, su modo de vida. Según su administradora, Mamá London está dedicada a todos los españoles y/o hispanoparlantes que residen en Londres; trata de ofrecer una visión práctica y divertida de conocer, entender y convivir en una ciudad que por moderna, trae sus costumbres, raíces y tradiciones de su historia milenaria. Por otro lado, la posibilidad de añadir un poco de cultura a los conocimientos que, día a día, vayas adquiriendo de tus propias experiencias, te permitirá conocer mejor a sus gentes y, así, integrarte mejor, lo que hará tu vida más fácil y enriquecedora. Con ese fin, hemos pensado que dedicar una parte de Mamá London a contarte algunas curiosidades, etimologías y toponimias, puede ayudarte a conocer su historia de una manera sencilla y entretenida. Esperamos que así lo entiendas y que, con tus aportaciones, también nos ayudes a mejorar esta nueva sección.

More posts by Fernando

Leave a Reply