Mamá London

La pesadilla de buscar casa en Londres

By 21st Marzo 2014 No Comments

No sé si es la llegada de la primavera – que la sangre altera – o la del final del año fiscal en Reino Unido, pero lo cierto es que parece que todos los propietarios de Londres y alrededores se hayan puesto de acuerdo para subir el alquiler.

“Ahora es un mercado boyante”, “Pagáis menos que vuestros vecinos”, “Necesito el dinero” o “Me voy a venir a vivir aquí, al fin  al cabo es mi casa”, son tan sólo algunos de los argumentos que hemos oído de unas semanas a esta parte de boca de los caseros de amigos, familiares y vecinos.

Lo cierto es que recuerdo con pavor la mudanza Madrid-Londres. Han pasado más de cuatro años ya de aquello y aún así, no me repongo. Ahora, por diversos motivos, se nos plantea el dilema de nuevo: ¿qué hacemos, nos mudamos?

Después de pasar una semana de locura buscando casa como locos, quería compartir con vosotros algunas recomendaciones, lamentos y curiosidades sobre el mercado inmobiliario londinense.

  • Por regla general, está mucho más regulado que en España, por lo que conseguir que os devuelvan el depósito o fianza más o menos intactos, no suena a utopía sino a situación de lo más real.
  • Aquí, los impuestos los paga por regla general el inquilino (el council tax sería lo más parecido al IBI español), aunque si estás dispuesto a compartir casa, puedes negociar con el propietario para haceros cargo de ese gasto de forma conjunta.
  • Pese a que la cosa empieza a cambiar – ¡Gracias a Dios! – la moqueta no sólo se considera un lujo, sino una necesidad en este país. Para los que mataríamos por un suelo de parqué, los precios se disparan: o bien porque nos han calado y saben que los europeos haremos lo que haga falta para evitar la moqueta de marras; o bien porque son pisos y casa más antiguos o de propiedad pública, en los que el aislamiento no es muy allá (vamos, que acabas pagando una pasta de calefacción).
  • El salto cuantitativo tanto en número de habitaciones como en precios es de 1 a 3. Los pisos y casas de 2 habitaciones están en tierra de nadie, por no hablar de las casas unifamiliares reconvertidas en “modernos apartamentos para jóvenes profesionales”.
  • Ojito con el tamaño de las habitaciones, es increíble la caradura que tienen algunos a la hora de describir las “amplias habitaciones dobles”. Cuando se trata de una habitación individual, se les suele olvidar decir que el ocupante tendrá o que dormir en una cuna, o de pie, puesto que da para poco más.
  • La cosa se complica cuando buscas casa para ti y los niños: hay tantas restricciones para inquilinos con niños como para inquilinos con mascota…Al parecer existe cierto vacío legal al respecto, aunque lo cierto es que es ilegal discriminar por edad, sexo, raza o religión…
  • Por último, os dejo este ‘chuletario’ elaborado por Shelter UK, para que no se os olvide nada cuando vayáis a visitar las casa ¡Suerte!