Estrenamos sección de recetas con una muy fácil, muy vistosa y sobre todo, muy inglesa: el solomillo Wellington. Esta forma de preparar la carne en hojaldre le debe su nombre al militar británico Arthur Wellesley, primer duque de Wellington y vencedor de Napoleón en la batalla de Waterloo.

Cuentan los cronistas que era tal la fascinación de Wellesley por este plato – que muchos asocian con su ‘primo’ francés, el filet de boeuf en croûte – que exigía a los cocineros que se cocinase en todas las comidas o banquetes donde él fuera el anfitrión.

Ingredientes básicos

1 solomillo de cerdo (o ternera)

2 dientes de ajo

1 lata de paté de Foie Gras o for fresco (para sibaritas)

1 huevo

1 masa de hojaldre rectangular

Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)

Aceite de oliva virgen extra Abril (el necesario para freír la carne y verduras)

Papel de horno

Ingredientes adicionales

400 gr. de champiñones frescos

4 chalotas o cebollas pequeñas

3 cucharadas grandes de mostaza Dijon (para untar el solomillo)

Preparación

Abre el solomillo, cortándole a lo largo. Si está congelado será más fácil de cortar.

Te recomendamos que ‘amases’ el solomillo o le ‘pegues’ con un mortero, para que quede blandito, se cocine mejor y sepa tierno, tierno.

Prepara una mezcla para marinar la carne con aceite, sal, pimienta, un poco de mostaza (al gusto) y hierbas (en Mamá London nos encanta sin mostaza y con tomillo, romero o albahaca, por ejemplo).

Unta bien el solomillo con la mezcla y pásalo por la sartén para sellar bien la carne (vuelta y vuelta).

Extiende la masa de hojaldre sobre el papel de horno, en la bandeja que vayas a utilizar. Puedes espolvorear un poco de harina directamente sobre la bandeja, si no tienes papel, para que no se pegue.

Unta la masa de hojaldre con el foi. Si lo has comprado en filetes, recurre al rollo de amasar otra vez ¡queda perfecto!

Si quieres ser fiel a la receta original, pica las chalotas, añade la pimienta, la mostaza y el foi y sofríelos a fuego lento con aceite de oliva y ajo en la sartén.  Usa esta salsa para untar bien el hojaldre.

Coloca el solomillo sobre el hojaldre y ciérralo (como si fuera un rulo primero y luego dobla hacia tí los extremos).

Bate el huevo y ‘pinta’ bien el rulo de hojaldre para evitar que se queme. E quedará doradito ¡riquísimo! Pincha y decora el hojaldre (con trenzas hechas con la masa que te haya sobrado, haciendo zigzags con un tenedor…)

Coloca el hojaldre en el horno, precalentado a 200ºC y hornea durante 30-40 minutos.

¡Que aproveche!

 

Cristina

Author Cristina

Me apasiona mi profesión y estoy especialmente interesada en técnicas no convencionales como la kinesiología holística o la acupuntura. Hace poco que empecé a trabajar con mamás y niños, aunque por el mejor motivo posible: la llegada de mi primer sobrino. Mi hermana, cuñado y sobrino son responsables de que visite Londres siempre que saco un minuto libre. Cada vez más conocidos me piden ayuda o consejo para lidiar con las pequeñas molestias del embarazo como los dolores de espalda, piernas cansadas…Además tengo la mejor cobaya posible para recordar el desarrollo infantil, la fisioterapia respiratoria y demás técnicas enfocadas a bebés y niños. ¿Londres? Siempre recuerdo con cariño Oxford St (tremendas marabuntas de españolas como yo haciendo cola para entrar en Primark), tener que girar la cabeza a todos lados antes de cruzar la calle o los carrot cakes que disfruto con mi hermana regados por un buen earl grey. Aquí os espero, intentando responder en la medida de lo posible a todas las dudas que tengáis.

More posts by Cristina

Leave a Reply