“Todo empezará a flotar”. Pese a lo bukowskiano de este comienzo, el post, como la nueva decoración de nuestra casa, no podría ser más “a prueba de niños”. El anuncio, categórico y de lo más acertado, obra de un gran amigo y padre de una terremoto de 2 años.

Es cierto. De un tiempo a esta parte, nuestra casa parece el estudio de grabación de Harry Potter: las esquinas se redondean gracias a esquineras de plástico mientras que todas las cajitas, mandos (de la tele, la Wii – ay, qué querencia tenemos por este mandito de marras -, la mini-cadena, el disco duro…) y otras chucherías decorativas que hemos ido coleccionando de viajes varios han empezado a flotar.

Y es que con el amigo, todo el feng sui se nos ha venido abajo. O, en este caso, arriba.  Aunque todavía no pasamos a velocidad de crucero más que a gatas, hemos descubierto que eso de ponerse de pie mola. Mucho.  Y si además podemos saborear esa velita tan mona de mamá o la colección de muñequitos africanos que les regaló la abuela a papá y mamá, pues mola aún más.  Por qué para qué vamos hablar de otras “delicias”: marcos de fotos, vinilos, revistas, la máquina de coser de mamá, el portátil de papá…

Todas se han vuelto flotantes, hasta el punto de que o compramos más estanterías, o colgamos las baldas de Ikea que llevan cogiendo polvo desde que nos mudamos aquí hace más de tres años o nos decidimos a darle un toque zen minimalista a la casa (y viniendo de una familia como la servidora, con fuertes genes…¿barrocos? Es bastante difícil, doloroso incluso).

De momento, hemos hecho gala de talante (bendita palabra) conciliador (toma buzz word) y hemos decidido darle un toque muy sesentero a la casa: plástico y curvas por toda la casa. Y una valla. Y un parquecito (de madera, eso sí, muy mono y fengsui-friendly). Y otra valla (de momento en reserva hasta que la verticalidad sea el medio, que no el fín).

Como últimamente vamos un poco pillados de tiempo, hemos optado por una de shopping sin salir de casa, cortesía de Amazon, Mothercare y Argos. Os dejo nuestra lista de la compra, para que podáis poner en práctica vuestro particular hechizo “flotador”…¡Buena semana!

Parquecito de juegos octogonal, de madera. Lo podéis encontrar en Amazon

Vallas para escaleras, también en Amazon (súper útiles porque se ajustan a cualquier medida, no hay que taladrar y son muy pero que muy resistentes…)

Pack de principiantes, desde tapa-enchufes hasta esquineras, pasando por cierres para puertas y seguros de ventanas y cajones.  Nosotros lo compramos en Mothercare, pero los puedes encontrar muy parecidos en Ikea, Mamas&Papas, Amazon y Argos.

Angela

Author Angela

More posts by Angela

Leave a Reply