Guía PrácticaTrámites y papeleos

Si al final hay Brexit ¿cómo nos afecta a los españoles en Londres?

By 15th Junio 2016 No Comments

Con el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea a la vuelta de la esquina, en Mamá London queremos estar preparados y explicaros cómo nos afectaría un posible ‘Brexit’ a todos los españoles – y otros ciudadanos de la UE – residentes en Londres.

brexitSegún los datos que maneja el Gobierno español, en Reino Unido hay registrados cerca de 200.000 españoles. Esta cifra no cubre los miles de españoles que residen en el país y que no se han registrado como residentes.

Según publica ‘El Mundo’, “más de 50.000 compatriotas hicieron las maletas y se dieron de alta el último año en la Seguridad Social británica, repartidos sobre todo entre Londres y Manchester, Edimburgo y Bristol, en una marea que no cesa desde la fatídica crisis”.

Muchos de ellos, de nosotros, hemos echado raíces aquí, nos hemos casado, hemos tenido hijos, hemos estudiado, trabajado… Muchos nos sentimos más cómodos a la hora de llamar ‘casa’ a este país, en nuestro caso particular, a esta ciudad.

Ahora, la consulta popular amenaza con quitarnos la opción de seguir disfrutando de nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos europeos (poder trabajar sin necesidad de un visado, de recibir asistencia gratuita en el Servicio Nacional de Salud, de tener acceso a las prestaciones sociales, de votar en las elecciones municipales, etc.)

Preguntado al respecto, el ministro de Exteriores español,  José Manuel García-Margallo, reconoce que, de llegar a producirse la salida de Reino Unido de la Unión Europea,  ha admitido que los españoles podrían perder los “derechos” que les conceden los tratados europeos, pero prefiere no adelantar acontecimientos… “Creo que el Reino Unido no entrará en un desplazamiento de los desempleados porque sería intolerable, y en cuanto al acuerdo de salida, lo hablaremos cuando se produzca”.

Tres escenarios posibles si Reino Unido sale de la Unión Europea

Especialistas en materia laboral y comercial internacional hablan de tres posibles supuestos:

1.- El Reino Unido, una vez fuera de la Unión, se adhiriere al Espacio Económico Europeo, del que forman parte Noruega, Islandia y Liechtenstein

  • En ese caso, en el ámbito laboral, se mantendría la libre circulación de trabajadores
  • Los españoles que trabajaran en el Reino Unido no requerirían -como sucede a día de hoy- autorización de trabajo para trabajar en este país, y, recíprocamente, se aplicaría lo mismo a los ciudadanos británicos.
  • Se seguirían aplicando los Reglamentos Comunitarios en materia de Seguridad Social, lo que supone en la práctica el cómputo recíproco de los periodos cotizados, así como la garantía de acceso a las prestaciones de Seguridad Social, tal y como ocurre en estos momentos.

2.- El Reino Unido tras abandonar la Unión adoptara un modelo de relación con la Unión Europea similar al de Suiza; es decir, basado en acuerdos bilaterales incluyendo, entre ellos, la asunción de las normas comunitarias en materia de mercado interior.

  • Los españoles que trabajaran en el Reino Unido no necesitarían permiso de trabajo y los ciudadanos británicos tampoco lo necesitarían para trabajar en España.
  • Nada cambiaría con respecto a la Seguridad Social.

3.- El Reino Unido podría negociar un acuerdo de asociación (como Ucrania o Chile) o de libre comercio (como EEUU o Colombia) excluyendo la libre circulación de trabajadores.

  • De darse este último supuesto, sería necesaria una “autorización de trabajo” para los profesionales “que quisieran desarrollar su carrera profesional en el Reino Unido. Y esta autorización se obtendría y regiría según las reglas que se establecieran al respecto por el Derecho interno británico. Lógicamente el principio de reciprocidad haría que para los británicos se exigiera igualmente tal autorización de trabajo en España”, explica Gonzalo Núñez Sarompas del bufete Labor10 en una entrevista con ‘El Mundo’.
  • “Cualquier desplazamiento de trabajadores en el Reino Unido requeriría de un visado y de un permiso específico”, añade el especialista en materia laboral Íñigo Sagardoy.
  • En cuanto a las cotizaciones a la Seguridad Social, sería necesario buscarse una fórmula para que la cotización en el extranjero no se perdiera, destacan desde el despacho Cuatrecasas.

brexit1Mientras, el responsable del Foreign Office, Philip Hammond, reconoce que el futuro de los ciudadanos europeos en suelo británico está “en el aire” y recuerda de paso que el mismo problema acecha a los expatriados británicos en el Reino Unido.

Aunque los últimos sondeos dan la ventaja al ‘si’ sobre el ‘no’ a abandonar la UE, lo cierto es que la incertidumbre reina.

Ante la incertidumbre total, Hammond explica que hay ciertas preguntas que habrá que plantearse:

  • ¿Vamos a negociar bilateralmente con cada país, y en este caso con España?
  • ¿Vamos a poner cuotas por países? ¿Vamos a esperar a que las cuotas sean recíprocas?
  • ¿Qué es lo que tienen en mente los partidarios de la salida?

“Sinceramente, no lo sabemos”.

De producirse una salida, el Reino Unido seguiría teniendo un plazo de dos años para negociar los nuevos términos de relación con la UE y con los países de fuera de la UE, explican abogados especializados.

Estrés
Next Post
Angela

Author Angela

More posts by Angela

Leave a Reply