Windsor, situada al oeste de Londres, a orillas del Támesis, debe su importancia a ser una ciudad ligada a la familia real británica desde hace casi mil años. Efectivamente, como veremos, en ella si sitúa el Castillo de Windsor que, junto con el Palacio de Buckingham en Londres y el Palacio de Holyrood en Edimburgo conforman el grupo inmobiliario principal de la familia real.  Las visitas frecuentes de fin de semana o a las carreras de Ascot mantienen su importancia turística.


Aunque no hay muchos datos sobre los orígenes, dos hechos geográficos dan prueba suficiente de su alto valor estratégico mucho tiempo atrás, la colina que dominaba la campiña y el Támesis regando sus vegas. Hachas del paleolítico o, las espadas de la edad de bronce, encontradas cerca de Bishopsgate, en Great Park Windsor o los broches de la edad de hierro dan buena prueba de ello.

No parece un lugar de gran importancia durante la colonización romana, aunque sí se han encontrado números restos (cerámicas, vasos, monedas, azulejos) e incluso baldosas de dos tumbas encontradas cerca de la zona de Kingsbury en el Old Windsor. También se han encontrado los cimientos de un asentamiento romano en St Leonards Hill, donde se encontró una urna.

De la época sajona se sabe que ya se había establecido el Royal Manor en Kingsbury (Old Windsor), donde se celebraron los grandes concilios del Reino promovidos por Eduardo el Confesor hasta su muerte en enero de 1066 ó los celebrados por Guillermo I y II. También, se encontraron en los años 50 vestigios de edificios de madera y vertederos de basura. Aunque, sin duda, el molino de agua y el canal de esa época descubiertos demuestran que la zona de Old Windsor estaba ya habitada hacia 700 a.C. y una de las más antiguas del Condado de Berkshire.

Curiosamente, no está claro el origen de su nombre. Para unos, procede de Windlesore, o Winding Shores, los meandros desde donde se remolcaban los barcos con molinetes (windles) hasta el río. Para otros, viene de winding, que significa meandro. Otros, más idílicos, defienden que nace de la expresión a sore wind, en referencia al viento que soplaba sobre el montículo sobre el que se construyó el castillo.

En todo caso, lo que es cierto es que la zona ha sido residencia real desde hace más de mil años.

El Castillo de Windsor

Aunque el castillo será residencia real desde 1110, cuando Enrique I empezó a usarlo tras mudar la incipiente corte desde Old Windsor, la nueva urbanización de la ciudad con su iglesia, el mercado, el puente y el hospital de leprosos, se demoraron hasta 1170, tras la guerra civil del reinado de Stephen.

En el siglo XIV ya contaba con un gran gremio, conocido la Hermandad de la Trinidad y, en 1277, Eduardo I le concedió el estatuto de ciudad real. Este hecho y el comercio generado con la casa real dieron gran prosperidad a la ciudad, llegando a ser una de las más ricas hacia 1332.

Durante el siglo XV, Windsor se convirtió en un importante destino de peregrinación -solo por detrás de Canterbury y el santuario de santo Thomas Becket- para visitar el santuario real levantado a Enrique VI tras su asesinato y, sobre todo para adorar el fragmento de la Vera Cruz en la capilla de St. George.

Además, en esa época ya era visita obligada la Universidad de Eaton levantada por Enrique VI, dedicada a la Santísima Virgen María en 1440.

Prueba de su auge se encuentra en los 29 hoteles que había en la ciudad por entonces

Su peor momento vendría con los Tudor, cuando la ciudad, diez años después de la Reforma, entra en decadencia. El castillo cae en desgracia y, los santuarios y altares, eran mal vistos por los supersticiosos. La pobreza se adueñó de la ciudad con especial fuerza durante los siglos XVI y XVII, tan bien retratada por la obra de Shakespeare “Las alegres comadres de Windsor”, probablemente escrita en el hotel Garter Inn.

Carlos I, ejecutado en Whitehall, en 1649, es enterrado en St. George sin ceremonias.

En el año 1652, sobre un terreno que Oliver Cromwell se había apropiado de la Corona, se construyó la casa más grande en el parque Windsor Great Park. El actual ayuntamiento, se construye en 1680, sustituyendo al antiguo situado enfrente del castillo, levantado en 1370.

Habría que esperar a 1778 para volver a ver un rey en Windsor, cuando Jorge II se instaló en la casa de la Reina del Old Windsor y a partir de 1804 en el castillo. Su presencia dio un nuevo auge a la ciudad y se construyeron dos cuarteles que, poco después, causaron un grave problema de prostitución en sus enjutas y empedradas calles sin mantener desde 1530.

Para saber más

http://www.citywindsor.ca/residents/historyofwindsor/Pages/default.aspx

https://www.royalcollection.org.uk/visit/windsorcastle/plan-your-visit?language=es

http://www.thamesweb.co.uk/windsor/windsorhistory/brief.html

http://www.thamesweb.co.uk/windsor/index.htm

http://www.royal.gov.uk/TheRoyalResidences/WindsorCastle/History.aspx

http://www.britannia.com/history/berks/windsor.html

http://www.windsor.gov.uk/

Fernando

Author Fernando

Hola, soy Fernando, Piloto de Iberia y Licenciado en Derecho. Después de muchos años viajando por el mundo he comprendido bien que para poder adaptarse a la cultura, vida e idiosincrasia de un lugar, la mejor manera de lograrlo es empezar por conocer, aun someramente, su historia, sus costumbres, tradiciones, fiestas, comidas, usos,…, en definitiva, su modo de vida. Según su administradora, Mamá London está dedicada a todos los españoles y/o hispanoparlantes que residen en Londres; trata de ofrecer una visión práctica y divertida de conocer, entender y convivir en una ciudad que por moderna, trae sus costumbres, raíces y tradiciones de su historia milenaria. Por otro lado, la posibilidad de añadir un poco de cultura a los conocimientos que, día a día, vayas adquiriendo de tus propias experiencias, te permitirá conocer mejor a sus gentes y, así, integrarte mejor, lo que hará tu vida más fácil y enriquecedora. Con ese fin, hemos pensado que dedicar una parte de Mamá London a contarte algunas curiosidades, etimologías y toponimias, puede ayudarte a conocer su historia de una manera sencilla y entretenida. Esperamos que así lo entiendas y que, con tus aportaciones, también nos ayudes a mejorar esta nueva sección.

More posts by Fernando

Leave a Reply